Varias empleadas de Paradox Interactive hablan de la «cultura del silencio» en la compañía que permite el acoso laboral

 

Denuncian un maltrato sistemático donde las voces críticas no llegan lejos

Paradox Interactive es un estudio de desarrollo de videojuegos con su sede principal en Suecia, conocido por sus franquicias en el género de estrategia como Crusader Kings y Europa Universalis. A principios de septiembre de este 2021, la página sueca Breakit informó sobre una encuesta organizada a nivel sindical en agosto, donde se reveló que más de la mitad de los 133 trabajadores que participaron habían experimentado algún tipo de maltrato en la empresa. Los resultados sugirieron que se trataba principalmente de un problema de discriminación hacia las mujeres. Siguiendo el hilo de las polémicas en el estudio, ahora nos llega un reportaje de la revista sueca Svenska Dagbladet, con varias mujeres detallando una «cultura del silencio» donde este tipo de comportamientos persistían sin consecuencias.

Ellas describen el estudio como «dominado por hombres», donde típicamente los que se encuentran en posiciones de mayor autoridad tratan mal a las mujeres por debajo en la jerarquía. Comentan que ahí las opiniones de los hombres siempre se valoran más, y una mujer incluso cuenta que la expulsaron de una reunión para que se dedicara a eliminar las críticas al estudio en el Slack interno bajo supervisión, dejando evidente la opresión de voces negativas hacia la dirección de Paradox Interactive. Un representante de la compañía respondió que no sabe nada acerca de este acontecimiento, sin dar comentarios adicionales.

La variante británica de Eurogamer también ha hablado con mujeres relacionadas con el caso. Una de las entrevistadas anónimas explica que había asistido a algunas reuniones donde era la única mujer, y tras expresar su opinión le dijeron «que ella era una empleada para llenar la cuota» y que «sería mejor que se callase». Según los comentarios de otras trabajadoras del estudio, las quejas nunca se transmitían a los niveles superiores en la compañía porque los encargados no querían volverse impopulares en los ojos de sus jefes.

Otra fuente anónima ha afirmado a Svenska Dagbladet que había trabajado en otra compañía de juegos con un hombre que luego llegó a una posición de liderazgo en Paradox. En su posición anterior era conocido por su comportamiento inapropiado hacia las mujeres, con varias de ellas explicando que se solía exceder con el contacto físico con las empleadas femeninas. Aunque el caso se escaló a un juicio por la denuncia de la entrevistada y ella recibió una compensación de aproximadamente 27.000 €, posteriormente el acusado fue contratado y ocupó un puesto importante en Paradox hasta agosto de este 2021.

Svenska Dagbladet anota en su publicación que la industria de videojuegos en Suecia es muy pequeña, donde Paradox Interactive constituye una parte considerable. Una entrevistada afirmó a Eurogamer que ahí «todos conocen a todos»; por esta razón muchas mujeres tendrían miedo de hablar de sus experiencias incluso después de dejar el estudio.

El representante de Paradox Marcus Hallberg ha respondido al nuevo reportaje de Svenska Dagbladet, afirmando que la empresa se toma en serio los resultados de la encuesta de agosto, pero que «se trataba de un estudio informal con una muestra limitada de los trabajadores globales (menos de 20 %), por lo que actuar en consecuencia es difícil antes de estudiar el caso a gran escala». Paradox declara que han contratado una inspección externa para investigar la cultura de la compañía, empezando por sus trabajadores en Suecia.

Acerca de Christian Koch

Físico, químico, pero sobre todo jugador. Cuando no escribo aquí o allá comparto mi amor por Totodile en Twitter @chris_2kay

Ver todas las entradas de Christian Koch →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.