Análisis: Nickelodeon All-Star Brawl

El plantel entero donde destacan personajes como Bob Esponja, Aang, CatDog, Leonardo y Ren Y Stimpy (sin aparecer los posibles DLC's posteriores a la salida del juego).

1 vs 1 me Patricio only no items Bikini Bottom

En 1999, en plena era del 3D, unos jóvenes trabajadores de Nintendo (Satoru Iwata y Masahiro Sakurai) aprovecharon su tiempo libre para desarrollar un proyecto en segundo plano, más concretamente un juego de lucha. El tiempo pasó, se tomaron decisiones y el proyecto iba consiguiendo coger forma hasta que llego el día clave. Una nueva franquicia nació; Super Smash Bros., un juego de lucha que rompía con las reglas establecidas de los fighting games de esa época, quitando las barras de vida por un porcentaje que indicaba el daño que acumulaba el personaje, con la finalidad de tirarlo del escenario y así ganar la partida.

Super Smash Bros sería publicado, y el resto es historia. A día de hoy, Smash es una de las mejores franquicias de la gran N, contando por ahora con 5 entregas hasta la fecha (6 si contamos como distintas versiones las de Wii U y 3DS), y cada una siendo un éxito en ventas y en crítica por parte de los usuarios. A lo largo de la historia, desde que Super Smash Bros. salió a la venta para la Nintendo 64, diversas compañías han intentado replicar la fórmula de Smash, sin lograr ese éxito cosechado por los títulos originales.

Hemos tenido varios ejemplos: PlayStation All-Stars Battle Royale, Cartoon Network Punch Time Explosion, etc. En 2021, Ludosity y Fair Play Labs se han atrevido a lanzar al mercado el respectivo Smash de Nickelodeon. ¿Habrán podido hacer una digna entrega? Pues ahora lo veremos.

Antes de empezar el análisis, quería agradecer a Tesura Games por cedernos la clave de Nickelodeon All-Star Brawl, y mencionar que este análisis se ha realizado jugando a la versión de PS5 del título. Sin más dilación, comencemos.

Nickelodeon All-Star Brawl se trata de un videojuego de lucha y plataformas que reúne a varios de los famosos personajes procedentes de las numerosas series de animación que se han emitido en Nickelodeon, juntando personajes actuales con viejas glorias del canal de animación naranja. Y, como ya hemos mencionado, está desarrollado por Ludosity y Fair Play Labs( MirrorVerse, White House). Además, Tesura Games se encarga de la distribución del título.

El juego cuenta con diversas franquicias como Bob Esponja, Avatar, The Loud House, y más series reconocibles por gran parte de la gente que pudo disfrutar de estas series en sus respectivas televisiones. Por ahora, la entrega cuenta con 21 personajes en total (siendo Garfield el primer personaje añadido después del lanzamiento del juego), entre los que podemos encontrar a:

  • Danny Phantom
  • CatDog
  • Helga (Hey Arnold!)
  • Leonardo (Tortugas Ninja)
  • Michelangelo (Tortugas Ninja)
  • April O’Neil (Tortugas Ninja)
  • Lincoln Loud (The Loud House)
  • Lucy Loud (The Loud House)
  • Nigel Thornberry (Los Thornberrys)
  • Oblina (Aaahh!!! Monstruos de verdad)
  • Ren y Stimpy
  • Powdered Toast Man (Ren y Stimpy)
  • Reptar (Los Rugrats)
  • Arenita (Bob Esponja)
  • Bob Esponja
  • Patricio Estrella (Bob Esponja)
  • Zim (Invader Zim)
  • Aang (Avatar: The Last Airbender)
  • Korra (Avatar: The Last Airbender)
  • Toph Beifong (Avatar: The Last Airbender)
  • Garfield (Personaje DLC)
Bob esponja, Nigel Thornberry, Patricio, Leonardo y Hilda.

Viendo el plantel, se echan en falta otras franquicias que no han podido aparecer como: Los Padrinos Mágicos , Mi vida como un robot adolescente, La vida de Rocko, Jimmy Neutron y otras series que no han tenido la oportunidad de aparecer en esta entrega.

A la hora de jugar, los controles se sienten bien, básicamente tienen los mismos controles que la mayoría de juegos de este estilo; golpes básicos, golpes fuertes, ataques especiales, agarre, burla, etc. Algo que se puede recalcar es la velocidad de los movimientos, recordando un poco al estilo desenfrenado de Super Smash Bros Melee.

Además de la escasez de personajes, encontramos la poca variedad de modos de juego, contando con el modo de partida rápida, el modo arcade y un modo donde el objetivo es meter una pelota en un aro (con la posibilidad de cambiar el tipo de pelota). Si nos ponemos a analizar más a fondo estos modos, sin duda, se quedan vacíos de contenido.

El modo arcade cae en lo repetitivo siendo solo niveles de partidas rápidas con vidas.
Aquí un ejemplo del modo arcade cuando seleccionamos a Lincoln ( The Loud House).

Las partidas rápidas, que es el modo principal, pierden la gracia al haber jugado unas cuatro partidas seguidas. Para poder explicar mejor esto, por ejemplo; en Smash hay un catálogo de objetos que podemos activar para poder sumar variedad y diversión a las partidas, en BrawlHalla los personajes usan dos tipos de armas y a veces en el escenario sueltan bombas o bolas de pinchos para poder usar a tu favor, pero en Nickelodeon All-Star Brawl no encontramos nada parecido a lo mencionado anteriormente. Al final, cae en el intento de acercarse más a un juego de un estilo más competitivo, algo que provoca la ausencia de diversidad en las partidas y en la experiencia de juego.

Luego encontramos el clásico modo arcade, que es básicamente el modo clásico del Smash, en el que cada personaje tiene que seguir un camino repleto de adversarios para llegar al enemigo final (no hay ningún tipo de jefe al que derrotar en el juego, así que no se siente que haya un objetivo final que aporte un desafío interesante). Ni siquiera las ramas que siguen los personajes tienen algo de relación con los orígenes del plantel, y además, como he dicho antes, solo son batallas 1 vs 1, ni hay niveles diferentes, ni combates con reglas especiales, solo son combates con escenarios aleatorios sin ninguna base que pueda tener relación con el personaje con el que estás luchando.

Por otro lado, encontramos el modo deporte, en el que puedes alternar la pelota, algo que se agradece, pero no creo que tenga que ser el modo que soporte la mayoría del gameplay del juego. Y aun así no es la gran cosa, solo tienes que agarrar la pelota para introducirla en el aro del oponente. Incluso Brawlhalla contiene un modo parecido a este, pero más trabajado y que presenta una experiencia más satisfactoria.

Partida de rugby, lo que se diferencia de los otros modos de deporte , es claramente los rebotes de la pelota al ser una pelota de rugby.
Ejemplo del modo deporte con la modalidad del balón de rugby.

Y por último, hay que mencionar el modo por el que seguramente se comprarán el juego la mayoría de usuarios: el modo online. Poco que decir de este modo, la verdad, es un online normal, compites con otros jugadores para probar quién es el mejor, a través de salas que puedes crear y en las que también puedes invitar a tus amigos.

Las recompensas que nos proporciona el juego por jugar al modo arcade no son demasiado satisfactorias. Estas recompensas consisten en conseguir los artes del respectivo personaje que elijas para completar su modo arcade, dando tres imágenes por personaje.

No solo el gameplay va a ser la única parte señalada como floja, ya que la música deja bastante que desear, y más teniendo en cuenta que es un juego de lucha. La mayoría de los tracks del juego no acompañan a sus escenarios. Y lo que sorprende más es la ausencia de bandas sonoras tan características de las franquicias que podemos encontrar en el título. Sin duda, esto representa una posibilidad perdida de añadir canciones muy recordadas de la esponja amarilla o bandas sonoras de alto nivel como las de Avatar: The Last Airbender.

Ahora vamos a hablar de los gráficos. Pues no destacan ni desagradan a la vista, los modelos en combate, como las animaciones, se ven bien y cumplen suficientemente. Estos detalles sumarían un poco más si hubiera algo más de variedad en animaciones de burlas, para meter pequeños Easter Eggs, pero esto ya es un tema de gusto personal.

La famosa burla de Bob esponja que homenajea un meme muy conocido de la serie.
Burla de Bob Esponja.

Los stages del juego son reconocibles y tienen sus características, lo que hace que se diferencien entre ellos, pero les falta un poco más de detalle a la hora de combinarse con el gameplay. La posibilidad de ejecutar cambios en medio del combate, más otras interacciones, si que cumple, y más si lo comparamos con otros aspectos del juego.

Con una vista general de este título de Nickelodeon, puedo decir que, le falta más dedicación, no intenta innovar, o que al menos se le recuerde. Solo juega con la idea de ser un “Smash”, pero con personajes de series animadas, quedándose, finalmente, en una anécdota, más o menos, graciosa sobre el hecho de que existió.

Las comparaciones son odiosas, pero siempre van a prevalecer en la historia del videojuego. Y esto lo podemos encontrar en otros géneros. En el caso de los juegos de lucha más tradicionales tendrán como incentivo intentar ser iguales o mejor que algunas sagas icónicas, como Street Fighter, Tekken o Guilty Gear. En el caso de los plataformas, las comparaciones tienden a ir con la mayoría de juegos de Mario. Los metroidvanias tienen como gran referente a Hollow Knight o ciertas entregas de la saga Metroid.

Volviendo al género de los juegos de lucha, Super Smash Bros. es de los más difíciles de igualar, y más sabiendo el cariño y la dedicación que han gastado en todas las entregas, generando uno de los mayores crossovers de la industria. Y creo que Nickelodeon All-Star Brawl no puede ni llegar a ser comparado, incluso, con Super Smash Bros. Melee, un juego que le saca 20 años. Considero que podría ser un título prometedor si se le aplicara ese mimo que a veces vemos que falta en lanzamientos actuales, y que hace diferentes y más reconocibles a ciertos juegos.

Ya para acabar, hay que mencionar que puedes conseguir Nickelodeon All-Star Brawl a un precio de 49,99 euros para las siguientes plataformas: PlayStation 4, Nintendo Switch, Xbox One, PlayStation 5, Xbox Series X|S y PC.

Leonardo luchando contra Hilda en el escenario procedente de Invasor Zim.

2 comentarios en «Análisis: Nickelodeon All-Star Brawl»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.