Fallece Russell Lees, guionista clave en Ubisoft Dedicó parte de su vida a trabajar en sagas tan queridas como Assassin´s Creed, Watch Dogs o Far Cry

Por desgracia hoy debemos comunicar una noticia que no es agradable para nadie, puesto que, como comunidad, siempre es duro despedir a una figura que ha influido, cambiado o aligerado la vida de muchas personas gracias a su trabajo. Sin embargo, por mucho que nos duela, hoy debemos decir adiós al mítico guionista Russell Lees.

Russell Lees fue un guionista que dedicó más de dos décadas a escribir historias de videojuegos. Su recorrido engloba desde títulos de culto como The Dark Eye (1995) hasta entregas recientes de Assassin´s Creed como Origins, Syndicate, Unity y varios episodios dentro de Valhalla. Si bien Assassin´s Creed era la saga que más historias de Russell acogió, también escribió el guion de varios juegos de otras grandes franquicias de Ubisoft como Watch Dogs 2 o Far Cry New Dawn.

La noticia del Fallecimiento de Russell Lees se dio a conocer al público a través de la cuenta de Twitter de su compañero Darby McDevitt, el actual director de narrativa de la saga Assassin´s Creed.

Esta noticia desencadenó en Twitter una serie de mensajes de apoyo y homenajes tanto por parte de compañeros de trabajo como por fans de la obra del mítico guionista.

Es muy difícil decir adiós a una persona que ha dedicado gran parte de su vida a nuestro entretenimiento, pero, por muy duras que sean las despedidas, Russell Lees ha dejado tras él momentos míticos en la historia del videojuego.

Gracias a sus guiones fuimos testigos del forjamiento de la orden de los Ocultos con Bayekhicimos que la revolución estallara con Arno, exploramos un Condado de Hope postapocalíptico… Todo esto se debe al trabajo y la ilusión de una persona; gracias por todo Russell Lees.

Acerca de Alejandro Camacho

Intento de crítico y catador de lejía a tiempo parcial. Amante de los JRPG o de cualquier otro juego que me permita sumar un puntito de salud más a mis estadísticas.

Ver todas las entradas de Alejandro Camacho →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.