Varios compositores de música para videojuegos denuncian el robo de algunas de sus obras para vender NFTs NFTs y piratería

Varios compositores de música denuncian el robo de su obra para la especulación con NFTs sin consentimiento

Como ha venido ocurriendo los últimos meses en otros campos como en el doblaje o en las artes «plásticas», la industria musical está sufriendo el auge NFT. Incluso esta misma semana hablamos sobre la intención de Team17 y su posterior reconsideración.

Varios compositores musicales de la industria han expresado su malestar provocado por el robo sistemático de su propiedad intelectual para la especulación de NFTs.

Este robo, a falta de una palabra mejor, se está produciendo en la plataforma de NFTs musicales HitPiece. Esta  ofrece a los usuarios crear una lista de reproducción con temas NFT adquiridos y crear una «comunidad de artistas«. Por lo visto, más que adquirir canciones, la maniobra, claramente deleznable, que la plataforma está realizando es la de explorar plataformas musicales como Spotify o SoundCloud, descargar temas y especular con ellos sin el permiso expreso de los autores.

La noticia se ha dado a conocer gracias a autores del nivel de Grant Kirkhope. El compositor y nominado a los BAFTA, con trabajos tan reseñables como World of Warcraft: Shadowlands, Banjo-Kazooie o Donkey Kong 64; declaraba en su cuenta de Twitter:

«HitPiece, que sepáis que una de las canciones que estáis vendiendo en la que aparezco es propiedad de Blizzard Entertainment, que ahora es propiedad de Microsoft… buena suerte con eso».

Otro de los autores que se han proclamado es Gareth Coker, el aclamado compositor de Ori. Afirmaba que «la página web HitPiece es basura. Venden NFTs tras descargar con un bot todo el catálogo de Spotify. Hay mucha gente afectada. De ninguna forma yo o los editores apoyamos esto. Las bandas sonoras de Ori, Halo y RK están ahí, para empezar. Es una broma, retiradlas».

Otro de los casos y el último que trataremos, porque esta práctica deleznable, pueril y despreciable, parece haber afectado a un sin fin de artistas de todo el globo; es el de Paula Fingerspit. La compositora del estudio independiente Deconstructeam explicaba lo siguiente: «aparentemente una página está vendiendo NFTs de mi música y la de otros artistas, sin permiso. Obviamente, es robada y no apoyo a los malditos NFTs para nada. Si compras cualquier cosa mía relacionada con los NFTs será 100% no oficial y sin ningún tipo de consentimiento».

Según la página oficial de HitPiece, que actualmente se encuentra inactiva, aseguran que los artistas cuya música se encuentra publicada en su plataforma reciben compensación económica. No hace falta buscar demasiado para saber que esta compensación es inexistente y que se antoja como una broma de mal gusto.

Este caso con los NFTs no parece que vaya a ser el último, ya que ha afectado a prácticamente todas las vertientes artísticas, y actualmente hay muchas plataformas que continúan robando contenidos con derechos sin ningún tipo de consentimiento para la especulación y el minado de dinero.

Acerca de Ángel Lostes

Músico profesional, escritor a tiempo parcial y amante de los videojuegos. Tengo cierta predilección por el apartado sonoro de los juegos, creo que es lo que le da vida a un juego, más allá de los gráficos.

Ver todas las entradas de Ángel Lostes →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.