Impresiones: Summum Aeterna Esperábamos un metroidvaina mejorado y nos encontramos con un roguelite como la copa de un pino

Impresiones: Summum Aeterna

El rey de la oscuridad ha vuelto, pero esta vez no en un metroidvania sino en un roguelite, lanzado como acceso anticipado. Este regreso viene a contarnos los orígenes de su eterno conflicto con la oscuridad en la precuela de Aeterna Noctis, llamada Summum Aeterna.

Os contamos nuestra experiencia de las primeras horas en este entorno hostil. Este videojuego va a tener pegado a la pantalla a más de uno y, seguramente, durante un buen tiempo.

Sin Luz no habría oscuridad

Los desarrolladores españoles de Aeternum Game Studios, han conseguido ingeniar un mundo y una historia cruzada, manteniendo dos desarrollos en paralelo. Hace unos meses sacaron el fantástico metroidvania que es Aeterna Noctis y ahora nos desvelan (con determinados errores aprendidos) la precuela que estamos tratando aquí, Summum Aeterna. Para jugar a Summum Aeterna no es necesario haberse pasado Aeterna Noctis, ya que en esta nueva aventura se cambia por completo de género. Es posible que pueda no gustarte Aeterna Noctis y, sin embargo, flipes con Summum Aeterna (como me ha pasado a mí).

Vamos a poner algo de contexto para que no os perdáis ningún detalle. Somos el rey de la oscuridad, en un sistema de ciclos creado por una maldición, otorgada por el dios Caos, donde la luz y la oscuridad intercambian el poder en el mundo de Aeterna. En Aeterna Noctis acabamos de pasar el final del ciclo de la oscuridad. En dicho juego, debemos ascender al cielo para derrotar a la reina y recuperar el poder. A la inversa, en Summum Aeterna estamos, atravesando el final del ciclo de la luz y nuestro objetivo será prepararnos para un nuevo cambio de poder que se avecina.

Colorido y visualmente bonito.

El eterno retorno

Como se planteaba Nietzche, el mundo en su concepción filosófica del tiempo es una repetición en donde este se extinguía para volver a crearse. Esto es lo primero que me viene a la cabeza cuando juego a estos juegos roguelite. Nuestro periplo en Summum Aeterna se va a basar en morir una y otra vez, repitiendo ciclos sin parar… Aunque, cada vez que volvamos a repetir ciclo, podremos hacer uso de ciertas mejoras que iremos consiguiendo en cada uno de nuestros intentos por conseguir llegar cada vez más lejos.

Esta mecánica, que ya hemos visto en muchos roguelites, como por ejemplo en Hades; nos va a enseñar como ir mejorando y planteando combinaciones cada vez más adecuadas para nuestro estilo de juego. En Summum Aeterna, al igual que otros juegos del estilo, comenzaremos con partidas cortas (unos 10-15 minutos) que nos ayudarán a explorar las posibilidades que ofrece el juego, como visitar las diferentes salas e ir viendo los peligros que podemos encontrar. Con un diseño de mazmorras que se genera proceduralmente, cada partida es única. A medida que avancemos y sepamos de qué va la vaina, nuestras partidas irán siendo cada vez más largas, lo que, como siempre, producirá en nosotros un sentimiento de satisfacción, ya que iremos descubriendo más lugares y secretos ocultos.

Uno de los detalles destacados en la búsqueda de salas (para descubrir armas, mejoras de salud, cofres…,), es la posibilidad de teletransportarnos entre salas importantes. Esto nos permitirá ahorrarnos los viajes, e incluso conseguir evitar bajadas de salud por las dichosas trampas que tiene el juego.

Cada día un poco mejor.

Al final de cada ciclo, volveremos a un área de “descanso” que hace las veces de nuestra base, donde podemos mejorar algunas de las características de nuestro personaje. Además de estas características del personaje, podremos desbloquear una serie de armas, como por ejemplo la guadaña, que cambian por completo el estilo de juego y que, cómo no, se podrán ir mejorando.

Ah shit, here we go again

Con cada ciclo tendremos la posibilidad, a través del Germinador, de volver a la batalla. Al interactuar con el Germinador, podremos elegir la semilla que creará el mundo en el que nos adentraremos a continuación. Esta es, sin duda, uno de los elementos principales del título, ya que cada semilla cuenta con un nivel y una rareza que le otorga una serie de genes positivos y negativos que podremos ver antes de introducirla en el Germinador.

El combate es realmente satisfactorio y mejora a medida que desbloqueamos armas en cada ciclo. Hay una gran diferencia entre la espada original y las siguientes, como por ejemplo el arma a distancia que cambia por completo nuestra forma de jugar, como mencionamos anteriormente. Tendremos que aprender qué funciona mejor para nuestro estilo. Cada arma vendrá con un ataque/habilidad especial (que requiere tiempo de recarga) que nos permitirá generar combos para hacer el mayor daño posible a nuestros enemigos. Otra mejora que podemos utilizar en cada batalla son las joyas que podemos incrustar en las armas. Estas potenciarán nuestros ataques, probabilidad de crítico, velocidad e incluso pueden generar estados alterados en los enemigos, como envenenar o desangrar.

La imagen de la satisfacción.

Respecto a los enemigos, podemos decir que tenemos una gran variedad de ellos con sus diferentes ataques, que según el mundo cada vez se irán haciendo más difíciles. Caballeros que nos lanzan hachas, ojos con piernas que se lanzarán contra nosotros, brujos que nos lanzarán proyectiles… Pero los enemigos no van a ser los únicos que nos pondrán las cosas difíciles. El entorno está repleto de montones de trampas que reducirán nuestra salud en un suspiro, pero que a su vez, si sabemos esquivarlos, nos permitirán llegar a jugosos cofres con recompensas en forma de dogmas (moneda de cambio para comprar armas en cada run).

Esto solo ha hecho que empezar

Con Summum Aeterna, tenemos ante nosotros un título que sale en acceso anticipado, a un precio 15,99€. El juego promete una cantidad bastante importante de mejoras durante los próximos 18 meses para que no nos aburramos de él en ningún momento. Os mostramos en pantalla su actual hoja de ruta:

Hoja de ruta de Summum Aeterna.

Como comentábamos antes, este desarrollo se hizo en paralelo a Aeterna Noctis, siendo esto una jugada maestra. Lejos de conformarse con repetir el mismo patrón, han ido más allá creando un juego totalmente nuevo en lo jugable, que también destaca en lo visual. Aeterna Noctis ya gozaba de un apartado visual bastante cuidado, y Summum Aeterna me parece que incluso lo mejora.

Las animaciones del rey de la noche y los diferentes enemigos son realmente buenas. Esto se puede ver en la fluidez con la que se mueve nuestro protagonista, además de la precisión y la respuesta que es posible alcanzar cuándo nos ponemos a los mandos del mismo.

Los diferentes escenarios que nos vamos a ir encontrando en cada uno de los mundos, encajan perfectamente con el estilo ya visto en el primer juego de la saga. Como punto en contra, cabe destacar que hay algunos enemigos y trampas que son similares a los vistos en Aeterna Noctis, pero desde luego esto no es nada que rompa la experiencia.

De repente, más mundos y posibilidades.

El apartado sonoro cumple con 15 temas nuevos. Tendremos los diálogos y menús del juego en perfecto castellano, así como en otros idiomas. En esta ocasión no hay un doblaje para el rey de la noche, entendemos que dada la poca cantidad de diálogos que tiene, no es una característica que vayamos a echar de menos con respecto a Aeterna Noctis.

Primeras impresiones

Summum Aeterna, desarrollado por Aeternum Game Studios, es un roguelite bastante decente que me ha hecho involucrarme en todas sus runs para ir mejorando y mejorando, permitiendo con su forma de jugar que te enganches con facilidad.

Al ser un early access, y sabiendo la evolución continua del producto, lo recomiendo tranquilamente a los fans de este tipo de juegos. Los combates y sus diferentes armas, las posibilidades del germinador para crear runs mejoradas y el teletransporte por las salas; hacen que la continua muerte a la que nos enfrentamos sea entretenida y siempre nos pida jugar una partida más.

Bravo por este gran título del estudio español ya mencionado. Y oye, en caso de que no te gusten los roguelite, pásate por nuestro análisis de Aeterna Noctis, del que te hemos dejado enlace más arriba; porque Aeternum Game Studios da posibilidades para todos los gustos.

Oscuridad y Luz.

Acerca de Borja Moya

Se presenta un gran sonyer pero que le da a todos los palos. Muy amante de Metal Gear Solid. Ya desde pequeño con la primera Play y muy vinculado al resto de consolas. "No tengo pasado, tampoco tengo futuro, sólo vivo el presente". Snake

Ver todas las entradas de Borja Moya →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.