Impresiones: Gloomwood (Demo) Desventuras nocturnas en la ciudad maldita

Impresiones de Gloomwood (Demo)

Como parte del ya pasado Steam Next Fest, una gran cantidad de demos de muchos juegos estuvieron disponibles para poder probarlas. Entre ellas, contamos con una muy curiosa y que llama la atención: Gloomwood. Un título de simulación inmersivo en primera persona, sigilo y exploración. Este título ha sido desarrollado por Dillon Rogers como desarrollador principal, y con el apoyo del equipo y editor New Blood Interactive.

Nos encontramos con un tenso y oscuro FPS que nos deja con ganas de probar el juego completo, o cuando salga en acceso anticipado, el próximo 16 de agosto de este mismo año.

Con sigilo y disimulo, espada en el…

La mejor forma de definir el juego, por mucho que me pese utilizar comparaciones con otros, sería como un Thief con armas. Es demasiado evidente para ocultarlo (y tampoco es que hubiera razones para ello), la jugabilidad bebe mucho del juego de sigilo de ladrones y truhanes.

Vemos en él, entonces, un juego en primera persona que insiste en el sigilo. Teniendo controles característicos de este tipo de juegos, como ladear la cabeza hacia los lados para asomarse, agacharse y caminar más lento para hacer menos ruido, incluso en superficies que suenan más… Incluso cuenta con un sistema de visibilidad según lo iluminado que sea el sitio en el que estés. Realmente, son buenos sistemas para el sigilo y se complementan mucho con su ambientación y mecánicas.

Sin saber nada del mundo que nos rodea ni sobre nosotros mismos, nos encontramos en una oscura ciudad. Por las calles vemos a unos seres vestidos con máscaras que patrullan la ciudad con picos y armas. Encontramos en un cadáver una espada enfundada en un bastón, y recurriremos a ella para deshacernos de estos vigías antes de que nos vean e intenten acabar con nosotros; y también para cubrirnos de sus ataques. Por ejemplo, cargar el ataque de la espada para conseguir un golpe certero a un hombre despistado es increíblemente eficaz. Más adelante, conseguiremos una pistola y una escopeta, que dan más seguridad y una forma de acabar con los guardias con más eficacia, siempre que tengamos munición.

Una calidad fotorrealista no es necesaria para tener un juego visualmente atractivo.

Como la vida misma, o casi

Pero Gloomwood es más que un FPS de sigilo. Es un simulador inmersivo, y esto se nota desde el principio.

Empecemos viendo el HUD, que no hay. Con el tabulador entraremos al inventario, que será nuestra mochila donde guardamos las armas, munición, dinero, notas, curaciones y queso. Únicamente desde el inventario podremos ver la vida que nos queda, pero abrir el inventario no pausa el juego.

De la misma manera, solo podremos ver cuánta munición tenemos mirando desde el inventario. Y para ver cuántas balas quedan en el cargador de las armas, habrá que mirarlo manualmente, manteniendo pulsado el botón de recarga.

Enfundar nuestra arma actual nos permite movernos más rápido, aunque haciendo más ruido, agachados podremos pasar por los conductos de ventilación para pasar desapercibidos. También podemos interactuar con cajas, bolsas y botellas, pudiendo lanzarlas para causar distracciones. Yendo un paso más allá, podremos interactuar con estos objetos y con otros, cogiendo llaves y activando palancas, a través de rejas. Por otro lado, podemos abrir las puertas de manera normal, o manteniendo el botón pulsado, que las abre lentamente y sin hacer ruido.

Asimismo, puedes coger los cadáveres de los guardas muertos y llevártelos para que no sean descubiertos y alertes a sus compañeros. Lanzarlos al agua, al váter o esconderlos en un callejón oscuro, siempre son una posibilidad.

Si vas a hacer un simulador inmersivo, hay que hacerlo bien.

La tensión se puede cortar con una espada

Como juego inmersivo cumple con creces. Su ambientación está muy bien presentada, lo que produce que haya momento de tensión. El cómo Gloomwood juega con la oscuridad, el sigilo, los sonidos y la inmersión nos presenta una experiencia muy real. No es algo que llegue al miedo, pero sí que sorprende lo bien cuidado que está en este aspecto. Además, es normal ir corto de munición o de vida, sobre todo en los mayores niveles de dificultad, lo que añade otra capa de presión.

Ciertamente, esta demo de Gloomwood es una experiencia corta, pero intensa, muy divertida y que vale la pena probar. Especialmente estando tan cerca del lanzamiento de su versión de acceso anticipado, versión que os recomendamos cuando esté disponible.

Gloomwood estará disponible en forma de acceso anticipado para PC, en Steam, a partir del 16 de agosto de este 2022. Por último, no queremos terminar sin dejaros aquí los enlaces a las impresiones que hemos realizado gracias a este último Steam Next Fest: Cult of the Lamb y Metal: Hellsinger. Sí, no han sido muchas impresiones las realizadas, pero si todo va bien para el siguiente festival de demos haremos una cobertura especial, como la que hicimos durante la edición del pasado mes de febrero.

El peor enemigo siempre es tu imaginación.

Acerca de Ernesto Fernández

Un fan más de los videojuegos que aprovecha su tiempo libre para escribir alguna que otra cosa.

Ver todas las entradas de Ernesto Fernández →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.