Impresiones: Eiyuden Chronicle: Rising

Impresiones: Eiyuden Chronicle: Rising

Las primeras impresiones siempre son algo muy importante. Cuando se dice que se come por los ojos, nuestra impresión de alguna comida depende mucho de cómo se vea. Pues bien, la impresión que entra por los ojos en Eiyuden Chronicle: Rising definitivamente es buena, algo que hemos podido saber gracias a una beta que hemos podido probar.

Eiyuden Chronicle: Rising es un título ambientado en el mismo universo que Eiyuden Chronicle: Hundred Heroes, y que sirve de precuela para este último título. El juego está desarrollado por Natsume Atari y Rabbit & Bear Studios, y contará con la distribución de 505 Games, quien nos ha concedido acceso a una versión beta en Steam para estas impresiones. Eso sí, lo he jugado con mando, pues los controles con teclado son algo incómodos.

Mira esto y dime que no es bonito. Te reto.

¿Es qué un saqueador de tesoros no puede ganarse la vida honradamente?

Volviendo al juego que nos corresponde, nos encontramos con un título de acción y aventura RPG en 2D con un apartado artístico sobresaliente. En él, nos ponemos en la piel de CJ, una saqueadora de tesoros que va en busca de tesoros, valga la redundancia. Es entonces cuando llega a cierta aldea, famosa por ser el destino de muchos aventureros en busca de riquezas por unas ruinas que fueron descubiertas tras un terremoto. Allí, descubre que necesita una licencia de aventurero para entrar a las excavaciones y conseguir sus tesoros. CJ se autodenomina como una cazatesoros con honor, así que se pone como objetivo conseguir la licencia de forma legal.

Ahí nos encontramos con el simulador de hacer recados definitivo. Para conseguir la licencia necesitamos ayudar a la gente del pueblo con sus problemas, hasta decir basta. Buscar a un gato, conseguir madera y piedras… el abc de todo buen recadero. Tampoco es una tarea tortuosa, y no lleva una excesiva cantidad de tiempo, pero probablemente se convierta en una mecánica recurrente en el juego. Ayudando a los aldeanos, iremos desbloqueando nuevos establecimientos donde podremos mejorar nuestras armas y equipamiento, o prepararnos para las expediciones.

Eiyuden Chronicle: Rising en Steam
No, no es el CJ que recordaba, pero no me quejaré.

El combate no podía faltar

La otra parte importante de este título es el combate. Explorando las ruinas, mazmorras, bosques y cuevas nos encontraremos con monstruos peligrosos y bandidos, pero bandidos de los malos, no de los honrados como nosotros.

Puede parecer simple, y es simple, pero necesita tiempo para desarrollarse como es debido. Al principio del juego solo contaremos con CJ, que tiene un par de piolets con los que atacar. Junto con un salto y un dash, es todo lo que puede hacer. No será hasta que consigamos a Garoo, el canguro del mandoble, que no pasaremos al siguiente nivel de complejidad en los enfrentamientos. Garoo tiene un set de habilidades más lento y cuenta con un ‘bloqueo’, aunque actúe más como un parry. Lo más interesante es que puedes cambiar tu personaje activo entre CJ y Garoo, lo que permite encadenar combos y da mucho más juego. Aun así, se siente que todavía falta pulirlo y añadir variedad. Confío en que, a la salida del juego completo, este problema únicamente se aprecie en los primeros compases del juego.

Como todo RPG, derrotando a los enemigos vamos ganando oro y experiencia hasta eventualmente subir de nivel, lo que nos aumenta la vida máxima. Dentro de las mazmorras del juego, habrá una serie de enemigos que reaparecerán cada vez que volvamos a entrar a estas mazmorras. Al final de estas mazmorras, nos encontraremos con un jefe (estos también reaparecen), al que tendremos que derrotar o, por el contrario, nos acabará derrotando él.

Aunque el combate no se siente tan bien como podría, remarco que se ve bonito como pocos.

Impresiones, que de eso va la cosa

En las mazmorras encontraremos muchas veces obstáculos que no podremos sobrepasar a menos que tengamos a un personaje concreto o hayamos mejorado un arma lo suficiente, lo que nos incita a volver a mazmorras ya exploradas para llegar a zonas antes inalcanzables. Estos toques de metroidvania son bastante agradables, aunque las recompensas no pasan de ser dinero o algún material.

Canguros armados, chicas mágicas y una necesidad de farmear hasta el fin de los tiempos.

Eiyuden Chronicle: Rising se presenta como un bonito RPG en 2D con muchas mecánicas interesantes y potencial, aunque por ahora tiene algunos puntos flacos. Entre ellos, podemos encontrar el combate, que tiene margen de mejora; o la sensación de tener una introducción algo lenta. Este último es un problema que tampoco es demasiado grande, pero que he notado en las 2 horas que duró esta beta.

Aun así, me ha parecido un título sólido para tener una gran calidad una vez salga completo, durante este mismo año, al menos así lo indica su página de Steam. Por lo que, podemos esperar con ganas a que ese día llegue y esté disponible para PC, en Steam; PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S y Nintendo Switch.

Acerca de Ernesto Fernández

Un fan más de los videojuegos que aprovecha su tiempo libre para escribir alguna que otra cosa.

Ver todas las entradas de Ernesto Fernández →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *