DestacadosNoticias

Un informe de IGN expone la inquietud manifestada por los empleados de Bungie con respecto al destino futuro del estudio

La desarrolladora ha recortado costes y Sony podría asumir el control de la junta.

Un informe de IGN que incluye entrevistas con desarrolladores de Bungie resalta la baja moral existente dentro del estudio después de la ola de despidos ocurrida en octubre pasado. A finales de octubre, el CEO Pete Parsons anunció la eliminación de aproximadamente cien empleos dentro del estudio, que en ese momento contaba con alrededor de 1,200 empleados.

Un mes después, los empleados que hablaron con IGN describen un ambiente de creciente preocupación dentro del estudio, donde la dirección parece ignorar o incluso mostrar hostilidad hacia los comentarios de los trabajadores.

Entre los temas de discusión interna se encuentra la posibilidad de que Bungie pierda su independencia frente a Sony, que adquirió el estudio en enero de 2022. Según varios entrevistados, Bungie debe cumplir ciertos criterios financieros, y si no los alcanza, Sony podría disolver la junta directiva y tomar el control de Bungie.

Los directivos están implementando recortes en diversos beneficios y eventos internos para evitar que esta situación se materialice, lo que afecta negativamente la moral de los trabajadores, quienes han sido informados de que aún existe la posibilidad de más despidos.

Algunas fuentes mencionan que la jefa de recursos humanos, Holly Babacovi, señaló que los despidos eran una opción que Bungie podría volver a activar. Sin embargo, durante una sesión de preguntas y respuestas, se instó a los trabajadores a no hablar más sobre los despidos y se afirmó que la empresa no era del tipo en el que los líderes reducían sus salarios para evitar futuros recortes.

Se ha mencionado que Bungie depende del éxito de la expansión Destiny 2: La Forma Final, y de no lograrlo, podrían producirse más despidos. En relación con aquellos que perdieron su empleo, las fuentes de IGN indican que muchos de ellos eran líderes comunitarios, como el consejero general Don McGowan, algunos con más de dos décadas de experiencia. También se ha despedido a personas que formaban parte de los clubes de Diversidad, Equidad e Inclusión de Bungie, destinados a promover un entorno inclusivo en el estudio.

La posibilidad de que Bungie opte por subcontratar parte del trabajo también está generando preocupación interna, y según una fuente, «nadie se siente a salvo» de los despidos.

Tanto Sony como Bungie se negaron a comentar sobre el informe original de IGN.

Fuente
IGN

Borja Moya

Se presenta un gran sonyer pero que le da a todos los palos. Muy amante de Metal Gear Solid. Ya desde pequeño con la primera Play y muy vinculado al resto de consolas. "No tengo pasado, tampoco tengo futuro, sólo vivo el presente". Snake

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba