Análisis: Alisa – El terror viene engranado

Análisis Alisa

El género del survival horror es uno de los pocos que, posiblemente, permanezca desde sus inicios hasta día de hoy en activo, con propuestas que engloban todo tipo de videojuegos y enfocados de diferentes maneras. En la década de los 90 salieron grandes títulos al mercado que marcaron el camino a seguir, como Alone in the Dark, Resident Evil o Silent Hill. Títulos que, incluso 30 años más tarde, siguen marcando en cierto modo el estándar para los desarrolladores actuales, siendo este el caso de Casper Croes con su videojuego Alisa, disponible en Steam, del cual hablaremos en este análisis.

Alisa es un modesto videojuego que encaja perfectamente en lo que podemos denominar survival horror clásico, tanto por su apartado visual con fondos pre-renderizados como por sus mecánicas de juego. Y ojo, si digo modesto, lo hago principalmente porque se trata de un videojuego al más puro estilo «one-man-studio»cuya financiación ha provenido de la plataforma Kickstarter, donde llegó a conseguir 28.000 € para su desarrollo.

Terror clásico con fuertes inspiraciones

Alisa nos coloca en el papel de una agente de la guardia real del emperador cuyo nombre es, efectivamente, Alisa. En mitad de nuestra misión, perseguir a un criminal buscado por el robo de unos documentos del emperador, acabamos siendo secuestrada y llevada a una misteriosa mansión con cierto toque victoriano. Allí despertaremos en una habitación con una nota, una llave, una pistola y vestida con un traje muy similar al de una muñeca.

Al salir de esta habitación encontramos nuestro primer enemigo: una muñeca mecanizada mediante engranajes. Esta se presenta mediante una breve cinemática al más puro estilo de Resident Evil 1 y su primer zombi. Al continuar veremos rápidamente cómo la banda sonora y los primeros tramos de escenario, también recuerdan a dicho título, así como parte de su gameplay, algo que como fanático de la saga ha sido agradable de experimentar.

Primer enemigo en Alisa
El primer enemigo en Alisa.

En lo que respecta más adelante, su apartado visual y parte del diseño de enemigos, se decanta muchísimo más por, como el propio Casper Croes comenta en su Kickstarter, la película de terror surrealista Švankmajer’s Alice. Es cierto que no la he visto completa, pero me ha bastado ver unos cuantos fragmentos para corroborar dicha inspiración. Y la verdad, es que esta mezcla le sienta como un guante al juego, consiguiendo una muy buena ambientación y una estupenda aura misterio con ciertos aires perturbadores y surrealistas.

Aquellos que busquen recordar esta fantástica época de juegos, donde los fondos pre-renderizados y los modelos en baja resolución eran el punto más alto dentro de los videojuegos, van a encontrar en Alisa, sin duda, el punto de casi la perfección de dicha recreación. Cabe destacar que aquellos que deseen ver un apartado gráfico menos pixelado, pueden aumentar la resolución del juego para ver las texturas tal cual son. La banda sonora, por cierto, colabora de una excelente manera en el conjunto, siendo variada y encajando muy bien con lo que tenemos en pantalla.

Una jugabilidad fiel a la época

Pasemos a hablar de la parte jugable de Alisa, la cual es tal y como se espera en un principio: tosca. Esto forma parte de su recreación, y no quiero decir que sea malo, pues lo cierto es que todo va en concordancia y bien equilibrado. Además, que para terminar de sumar puntos, el juego utiliza las clásicas cámaras fijas de la época, algo que siempre pensaré que ayuda mucho a terminar de crear situaciones tensas. Y lo que respecta a los controles, tenemos la opción de jugar con controles tipo «tanque» y controles modernos, aunque mi recomendación es jugar con tipo tanque.

Alisa mansión
¿No os recuerda a algo?

El combate contra los enemigos tiene cierta variedad, y no solo de enemigos, que van cambiando prácticamente a cada poco tiempo, también en mecánicas de combate y armas. Algo que ya quiero dejar claro, es que Alisa cuenta con diferentes jefes finales que pondrán a prueba paciencia y habilidad, al menos en nuestro primer intento, y que es un juego con poco tutorial sobre algunas de estas mecánicas. Generalmente, tenemos armas de fuego para enfrentar a las criaturas mecanizadas, pero el apuntado es manual y tenemos un indicador para saber si vamos a acertar, pero también tenemos armas cuerpo a cuerpo cuya eficiencia, personalmente, creo por encima de las de fuego en la mayoría de situaciones. Sin ir más lejos, tenemos la opción de defendernos de un golpe con ciertas armas cuerpo a cuerpo y contraatacar, además que los enemigos se mueven más o menos lentos.

Algo que quiero destacar, son los combates contra los jefes del título, y es que aparte de lo poco ya dicho, me parece que lo lleva de una manera simplemente genial. Cada combate cuenta con algo especial prácticamente, y hace que sean muy entretenidos y divertidos de enfrentar, desde el primero hasta el último. Es más, uno de ellos convierte el juego en un pequeño shooter y otro se convierte en una pelea de gladiadores, pero no quiero hacer mucho más spoiler al respecto. Sé que los disfrutaréis.

Alisa peleando sable
Peleando con la mejor arma: el sable.

Sin embargo, el juego va un paso más allá dentro de esta atmosfera surrealista, y hace que los jugadores tengan que hablar con una marioneta que está dentro de la pared para conseguir objetos de supervivencia, nuevo equipamiento y… modificaciones y trajes. Al derrotar a los enemigos conseguiremos ruedas dentadas que podemos invertir en la tienda de esta marioneta, creando también un dilema entre matar a todos los enemigos y gastar las balas, o pasar de largo siempre que sea posible. Ya os adelanto que hay «poca» munición y la primera vez es algo difícil de resolver.  Las armas que hay disponibles no son excesivas, pero cuenta con un pequeño arsenal suficiente para ser variado, y con armas especiales, desbloqueadas, muchas de ellas en la tienda al exterminar los jefes, y otras un poco más secretas e incluso exclusivas de la clásica nueva partida +. Por su parte, los trajes y modificaciones aportan nuevas estadísticas o habilidades a Alisa, aportando una pequeña parte de RPG a este peculiar survival horror.

En general las sensaciones jugables son buenas, aunque aún quedan cosas por terminar de pulir, pero actualmente tras su última actualización (Developer’s Cut) se nota un juego muchísimo más completo que en su lanzamiento. No solo en contenido, también la calidad misma del producto, siendo ahora un juego redondísimo en este sentido.

Alisa muestra de jefe final
Uno de los jefes finales más imponentes.

Sacando el bloc de notas

Por último, voy a hablaros un poquito sobre el tema de exploración y puzles del juego, ya que para ser un título de un solo desarrollador está todo bastante bien llevado y el backtracking muy trabajado. En mi opinión, para que un juego de survival horror sea redondo, debe tener cierta cantidad de puzles, pero que estén bien hechos. En el caso de Alisa nos encontramos con puzles que son relativamente sencillos y de paciencia, pero lo suficientemente complejos como para que se agradezca. No hace falta pensar en exceso para resolverlos, sí quizás apuntar algunas cosas, y algunos tienen las soluciones relativamente cerca. Lo importante es que no es simplemente usar objetos o pulsar 2 botoncitos.

La exploración es cierto que a primeras puede ser algo frustrante, pero porque prácticamente, puerta que tocamos, está cerrada.  Nos vamos a hacer con un buen puñado de llaves para el momento que queramos acabar la aventura, pero la mansión está bastante bien diseñada para ir desbloqueando atajos y dar a la larga algo menos de vuelta.

Alisa puzle ordenación de libros
Condenado acertijo de ordenar libros…

De hecho, algo que me ha sorprendido, es como de concentrado está todo el contenido del juego, puesto que a efectos prácticos podemos decir que el escenario al completo no es muy grande. Sin embargo, la cantidad de cosas que hacer, es muy superior a la media. Ya no solo por el contenido principal de la historia, también por las pequeñas cosas secundarias que podemos hacer, como el modo oleadas o la pesca, así como otros desbloqueos que requerirán pasarnos el juego hasta 3 veces en total para hacerlo al 100% y ver sus 3 finales.

Conclusión final

Con todo lo que he comentado, dentro de mi capacidad que tengo para expresarme, y sin haberme dejado mucho en el tintero, tengo que dejar claro que Alisa es uno de los mejores survival horror que he probado dentro del terreno independiente. Y esto lo digo siendo mi género favorito y habiendo jugador muchos títulos, aunque también confieso que, claro, toma de referencia gran parte de mis videojuegos favoritos.

Pero dentro de lo que es tomar referencias, es posible que muchas veces quede claro de dónde ha cogido esas ideas, pero a la misma vez, gracias a su apartado artístico, consigue llevárselo por completo a un terreno diferente y hacer una obra totalmente propia.

Si eres un fanático del género, y en su día disfrutaste títulos como los mencionados al principio del análisis, no tengas dudas en invertir el dinero en Alisa, que además está pendiente de recibir todavía más actualizaciones. Y así también apoyamos a la escena independiente, donde un pequeño grupo de personas pone todo en el asador para traer las mejores experiencias.

Acerca de Ivan Hernández

He escrito en muchos sitios, y ahora colaboro aquí. Podéis verme jugando algunas noches por https://www.twitch.tv/blansis

Ver todas las entradas de Ivan Hernández →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *