Análisis: Marvel’s Spider-Man: Miles Morales (PC) – Una experiencia impresionante, a la par que corta

Análisis: Marvel's Spider-Man: Miles Morales (PC) - Una experiencia impresionante, a la par que corta

Marvel’s Spider-Man: Miles Morales pega el salto a PC tras ser uno de los títulos de lanzamiento de PS5 (aunque también se estrenó en PS4) en noviembre de 2020. La aventura del Spider-Man chiquito llega a Steam y Epic Games Store de una manera muy sólida tras el éxito que cosechó  Marvel’s Spider-Man Remastered al ser porteado a PC. Y todo apunta a que este juego tendrá la misma fortuna. En este análisis veremos sus mejores puntos, algunos aspectos más negativos y su rendimiento en general en PC.

Para este análisis del juego en Steam, hemos jugado principalmente con mando. Aunque jugar con teclado también es factible, recomendamos más la primera opción. Dicho esto, ahí va el análisis de Marvel’s Spider-Man: Miles Morales en PC.

Una historia concisa

Para empezar, hay que destacar que no es necesario jugar al anterior título de Insomniac Games, desarrolladores de ambas propuestas; para entender lo que sucede durante el juego (aunque sí que es recomendable, evidentemente), pues Spider-Man: Miles Morales, aparte de darte una introducción apropiada de los eventos sucedidos, cuenta una historia bastante separada de los eventos acontecidos en Spider-Man de 2018. Aún así, siempre ayuda a entender mejor el contexto de los eventos si se ha jugado a más juegos de la saga.

Como bien nos indica el nombre del juego, controlaremos a Miles Morales, un chaval que, al igual que Peter Parker, ha obtenido los poderes de Spider-Man, y lo ayuda a detener el crimen en la ciudad de Nueva York, que no es poco. Por un asunto, Peter tiene que ausentarse una temporada, así que Miles se queda a cargo de proteger la ciudad y a su gente. Así, Marvel’s Spider- Man: Miles Morales nos presenta un mundo abierto enorme (del tamaño de una ciudad como Nueva York), donde nos podremos mover libremente como Spider-Man.

Mientras el Spider-Man original no se encuentra en la ciudad, un grupo de criminales llamado los Underground están cometiendo toda clase de delitos por la ciudad, así que nos veremos envueltos en una trama de conspiración para descubrir qué es lo que traman y cómo detenerlos. La historia no es muy larga, y tampoco es demasiado innovadora, pero no por ello es mala, ni tampoco lo son las voces o la calidad de las escenas. Siendo esto última uno de sus mayores atractivos por la potencia gráfica del juego. Una calidad gráfica enorme, que saca a relucir los mejores aspectos de PC, y de la que hablaremos en profundidad más adelante.

Para no atosigarnos con combates, persecuciones y cinemáticas, la historia nos pone momentos más calmados de pasar por conductos de ventilación, pequeños puzles o secciones que hacemos como Miles Morales en vez de como Spider-Man, lo que resulta en momentos más tranquilos.

Una ciudad genial para balancearse en telas de araña, cual elefante.

No es un juego, es una lista de tareas

Ciertamente, Spider-Man: Miles Morales es un juego de mundo abierto. Con toda la libertad para movernos por Nueva York, el mejor aspecto del juego es cómo nos permite movernos como Spider-Man volando e impulsándonos sobre los edificios con telarañas. El desplazamiento es tan divertido, que no es ninguna molestia tener que recorrer grandes distancias para ir de una misión a otra.

Esto hace más ameno otro aspecto del juego no tan positivo. Los coleccionables, misiones secundarias y pequeños eventos constituyen una gran parte del juego. Hasta la mitad de la historia principal nos introducirán cada vez más coleccionables como simulacros de combate, de sigilo, componentes para piezas, etc. Por ejemplo, la aplicación de Tu Amigo y Vecino Spider-Man (TAYVSM) es donde podremos ver las peticiones de los ciudadanos para resolverlas, o varios delitos que suceden por los alrededores. Todo esto son tareas bastante más repetitivas y opcionales, y podría ser algo muy negativo. Sin embargo, por las mecánicas de movimiento, la mayoría de estas actividades no solo son más amenas, sino divertidas. En especial las persecuciones por la ciudad, son de los mejores momentos del juego.

Completando estas misiones obtendremos puntos de experiencia, con los que subiremos progresivamente de nivel, lo que nos otorgará puntos de habilidad, que podremos gastar en conseguir nuevas habilidades. Ya sean más enfocadas en el sigilo o el combate, son bastante útiles durante el juego. Por otro lado, también nos haremos con distintos materiales que nos servirán para fabricar nuevos trajes, mejoras para el traje y modificadores.

Los trajes son meramente estéticos, un buen aliciente, pero las mejoras de los trajes sí afectan al juego resaltando el estilo de juego de cada uno. Pueden estar más enfocados en el sigilo, en el combate, en las habilidades y que se adaptan a las estrategias que forme cada jugador. Por otro lado, las modificaciones son los aparatos del traje como el lanzatelarañas, las minas remotas o los hologramas. Podremos cambiar en cualquier momento a la que queramos tener equipado en ese momento, y estos son enormemente útiles. Despistar a los enemigos, retenerlos o acabar con ellos sigilosamente, sea para lo que sea, los modificadores dan mucha variedad a los enfrentamientos.

Exactamente, jugando videojuegos siempre es una respuesta acertada.

Pelea, pelea, pelea

Ya sea contra los Underground, otros criminales o soldados nos enfrentaremos a una gran cantidad de enemigos. Por lo que el combate constituye otra parte notable del juego. Para empezar, en cierto momento del juego se nos presenta la habilidad de camuflaje. Durante un tiempo limitado seremos invisibles para los enemigos. Esto es muy útil para pasar desapercibido por grupos, y acabar con ellos uno a uno, o tenderles una trampa. También servirá para darnos un respiro en medio de un combate. Eso sí, si atacamos perderemos el camuflaje.

En el propio combate, los golpes básicos se hacen con solo un botón, pero estos se combinan con el agarre de telaraña, que nos acerca a los enemigos al instante o tira de ellos, y con la esquiva, que será imprescindible para evitar los ataques más peligrosos. Además, al realizar una esquiva en el momento justo, realizaremos una esquiva perfecta, lo que aumentará nuestra barra de veneno y ralentizará la acción por un segundo. También podemos cargar el golpe básico para lanzar los enemigos al aire y continuar golpeando al vuelo. También podemos desarmar a los enemigos o utilizar objetos del entorno como armas arrojadizas.

Encadenando varios golpes consecutivos, nos permitirán realizar un golpe finalizador que aumentará en gran medida esta barra de veneno. La barra de veneno es otra mecánica clave para el combate. Ya sea haciendo acrobacias, golpeando enemigos o esquivando ataques, se irá llenando una barra que nos permite realizar golpes especiales muy poderosos. Aunque se llame barra de veneno, no se trata de ningún veneno, sino de algún tipo de electricidad. Estos ataques infligirán gran daño y darán a los enemigos afectados el estado de veneno, donde recibirán más daño de los golpes básicos. Hay varios movimientos de este tipo, cada uno con características propias, como afectar a todos los enemigos en área, lanzarlos al aire o darte un gran empujón de velocidad, pero todos son útiles. Sin embargo, no podemos abusar de ellos porque la barra de veneno también la necesitaremos para restaurar la salud que perdamos.

Aunque parezca simple en un principio, las mecánicas de combate se desarrollan para dar lugar a un sistema muy satisfactorio una vez aprendido, y que da paso a la estrategia con sus enfoques en el sigilo.

Escena épica numero 42.

Cosas que podrían mejorar

Aún así, Marvel’s Spider-Man no es un juego perfecto, y tiene algún que otro aspecto que sobra o que es mejorable. Para empezar está el sistema de viaje rápido que, en este caso, son las estaciones de metro. Si bien suele ser útil en los juegos de mundo abierto, en este el mapa no es tan extenso ni nosotros nos movemos tan lento como para llegar de un extremo a otro en unos minutos. Y, sobre todo, dado lo divertido que resulta moverse como Spider-Man, no se ve muy necesario tener este sistema. Ahora bien, esto no deja de ser mi punto de vista y, evidentemente, su utilidad está ahí.

Por otro lado, los puntos de guardado solo se activan tras completar las misiones o ciertas partes del juego, pero no cuando se recogen coleccionables, se detiene un delito o se mejora a nuestro personaje, por lo que al salir del juego o perder durante este, todo este progreso se pierde. Tener un sistema de guardado manual realmente ayudaría mucho. Y, aunque nada de esto es suficiente razón para quitarle el título de juegazo, sí que sería una adición muy apreciada.

La foto no tiene nada que ver con el texto, solo me parece bonita.

Rendimiento

Puede ser que no tenga el mejor ordenador del mercado, pero es lo suficientemente potente para soportar el juego con una resolución muy alta y a 60 fps estables. Por la parte de rendimiento gráfico, realmente no hay ningún problema. Además tiene un buen menú de configuraciones para adaptar este apartado a uno que tu ordenador pueda soportar, o llevar el juego a su máximo esplendor gráfico. Ahora bien, sí he encontrado varios fallos visuales. Nada muy grave que estropee la experiencia, pero es difícil no verlos durante la aventura. Ya sean fallos con los trajes, o con ciertas partículas del entorno.

En cuanto a los fallos, aunque el juego funcione, podría estar más pulido. Los controles en interiores a veces pueden jugarte una mala pasada, o simplemente que el juego se congele en un punto. Tuve dos situaciones donde los personajes en pantalla se quedaron congelados, aunque la cámara y el sonido continuaron funcionando con normalidad. Para estos fallos y otro visual más gordo que ocurrió al principio del juego, tuve que reiniciarlo para que se arreglaran, cosa que acabó solucionándolos.

El juego es, en cualquier caso, jugable, y muchos de estos fallos pueden solucionarse con un ajuste en las configuraciones (por ejemplo, reducir la cantidad de partículas en pantalla), o arreglar con un parche de lanzamiento o más a futuro.

Sabía eso de pegarse a las paredes y el techo, pero esto ya es otro nivel.

Conclusión final

Con todo, Marvel’s Spider-Man: Miles Morales es un juegazo, lo fue cuando salió al mercado en su momento y lo sigue siendo en PC. Con un rendimiento bastante bueno, aunque mejorable. Teniendo algún fallo visual, nada que lo vuelva algo injugable. Además, aquí nos encontramos con una buena historia y muchas misiones secundarias y coleccionables.

Aunque de lo que no escapa el juego es su duración. Yendo únicamente a completar la historia, no dura más de 7 horas, al menos en mi partida. Y parando a hacer algunas cosas opcionales puede rondar las 10, pero no mucho más. Pero, tras completar la historia desbloquearemos el modo libre, para hacer todo el contenido que no hayamos completado y disfrutar de la libertad de ser Spider-Man.

En pocas palabras, Spider-Man: Miles Morales es un gran juego, que si bien es algo corto y cuenta con algún fallo, es muy recomendable y, sobre todo, muy divertido de principio a fin.

Spider-Man, Spider-Man, tiene sentido arácnido y gorrito de navidad.

Puedes comprar Marvel’s Spider-Man: Miles Morales en Steam aquí.

Acerca de Ernesto Fernández

Un fan más de los videojuegos que aprovecha su tiempo libre para escribir alguna que otra cosa.

Ver todas las entradas de Ernesto Fernández →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *