Análisis: Tiny Tina’s Wonderlands

Análisis: Tiny Tina's Wonderlands

Si hay una razón clara para querer a Gearbox (sin desmerecer la imagen de Randy Pitchford, el brillante mago, monologuista y ex presidente de la compañía) esa es Borderlands. El estudio americano consiguió que su juego se convirtiera al instante en una de las sagas más carismáticas, alocadas y originales de la industria, pero, sin duda, el mayor logro de Borderlands fue la creación y popularización del género looter shooter; un género que, desde la salida de este título, ha sido replicado y explotado hasta el infinito.

A lo largo de los años, la saga Borderlands nos ha dejado personajes míticos y expansiones que prácticamente pueden considerarse juegos en sí mismos. Por suerte, esta frase no es mera decoración para el texto, sino que hoy nos reunimos para ver como Gearbox ha convertido a Tiny Tina’s Assault on Dragon Keep, la expansión más original de Borderlands 2, en un juego completo.

Tanto Tina’s Assault on Dragon Keep como el reciente Tiny Tina’s Wonderlands dan el protagonismo a uno de los personajes más explosivos de Borderlands, la joven Tiny Tina (Tina Chiquitina en español). En esta aventura nos adentraremos en una partida de Cámaras y Cabronazos, una parodia evidente del juego de rol Dungeons and Dragons, mientras Tiny Tina hace de “Dungeon Master” (directora de juego), en un mundo que cambia los áridos parajes de Pandora por un mundo de fantasía en el que conviven magia y ametralladoras.

Este es el escenario que encontraremos en Tiny Tina’s Wonderlands. ¿Habrá sido Gearbox capaz de presentar un spin-off a la altura de la franquicia Borderlands? Sentaos en la mesa, tirad de iniciativa y acompañadnos en este análisis para descubrirlo.

¡Bienvenidos a la mágica tierra de Mundoasombro!

Tiny Tina’s Wonderlands es un spin-off de la saga Borderlands, desarrollado por Gearbox y publicado por 2K Games, en el que deberemos salvar a Mundoasombro de los malévolos planes del Señor de los Dragones. La vuelta del antiguo hechicero y su amenaza de conquistar el mundo con una horda de no muertos marcará el comienzo de la aventura de nuestros valientes héroes: Valentine, Frette y Principiante (nuestro avatar dentro del juego). En esta ardua empresa aunaremos fuerzas con la majestuosa reina Semental del Culo para, juntos, detener el mal que acecha a Mundoasombro.

Sin embargo, pronto abandonaremos esta trama tan delirante para entrar en la verdadera experiencia que nos ofrece Tiny Tina’s Wonderlands: humor absurdo, personajes carismáticos, mejora de estadísticas, batallas contra jefes enormes y farmeo de armas todavía más potentes que las anteriores.

Nuestro periplo en busca de los mayores tesoros balísticos del medievo sucede en un entorno muy particular; una mesa del juego Cámaras y Cabronazos dirigida por la alocada y carismática Tiny Tina. Este contexto da pie a un título en el que el uso de la metanarrativa es constante y esencial. Por ello, situaciones como el villano dirigiéndose directamente al jugador o Tina cambiando de golpe la estética de un escenario son el pan de cada día en Tiny Tina’s Wonderlands.

tina-figura
Incluso un pequeño detalle como la cinemática que acompaña a la presentación de un jefe/aliado pasa por la mesa de juego de Tina.

Dos mundos en paralelo

El apartado metanarrativo del título no se limita a ser un recurso gracioso en forma de pequeños detalles. Es el motor que hace funcionar a las dos historias que encontraremos en Tiny Tina’s Wonderlands.

La primera y principal es la aventura que se desarrolla dentro de Mundoasombro, una historia que, en definitiva, puede resumirse como la típica lucha entre un grupo de héroes contra un villano carismático a la que la franquicia Borderlands ya nos tiene más que acostumbrados. Esta sirve de excusa para que el jugador visite las diferentes localizaciones del mapa y para presentar a los jefes que deberemos masacrar en busca de loot, una vez hayamos llevado a nuestro personaje a nivel máximo.

En la otra cara de la moneda, encontramos la historia que protagonizan Tina, Valentine y Frette mientras juegan a su partida de rol. Esta establece una dinámica de grupo que, además de entretenernos con constantes chistes y rupturas de la cuarta pared, sirve para ahondar en la personalidad de Tina y mostrarnos facetas del personaje que no se habían explorado hasta el momento en ningún juego de la saga Borderlands.

Tiny Tina’s Wonderlands logra tender un puente para conectar estas dos tramas. El título consigue desarrollar a sus personajes “reales” a través de los problemas que se presentan en Mundoasombro. Las críticas y comentarios de Valentine y Frette como jugadores tienen un efecto directo en el mundo y la historia que intenta contar Tina, mientras que, con nuestras acciones dentro del juego, moldeamos y hacemos avanzar la relación personal de estos tres personajes fuera de los límites marcados por la mesa de juego.

tina-dado
Las referencias al mundo del rol de mesa dentro de Wonderlands se pueden contar a decenas.

¡Hora de la ficha de personaje!

Ahora que hemos aceptado el encargo de Su Majestad Semental del Culo, es hora de prepararnos. Nuestro siguiente paso como grupo, antes de lanzarnos a la aventura, será aprender el funcionamiento del gameplay y el sistema de clases que Tiny Tina’s Wonderlands tiene preparado para nosotros.

Las bases del gameplay de Tiny Tina’s Wonderlands se apoyan por completo en su saga madre y, en concreto, se construye sobre la base jugable de Borderlands 3. El juego es un shooter en primera persona en el que podremos usar diferentes magias y habilidades para deshacernos de nuestros enemigos. A fin de cuentas, si ya has jugado algún título de la saga Borderlands, sabrás perfectamente como iniciar tu aventura en Tiny Tina’s Wonderlands, puesto que su jugabilidad es exactamente igual.

Contaremos con un amplio y variado arsenal compuesto por pistolas, escopetas, fusiles, subfusiles, francotiradores… además de contar con la especialidad de la casa; un plantel repleto de las armas más locas y delirantes que podamos imaginar. En el campo de batalla dispondremos de cuatro espacios para equipar armas, una habilidad de clase y un espacio para hechizos (ocupa el lugar tradicional de la granada). También contaremos con un escudo de energía, que sirve como una barra de vida adicional, y tres espacios para equipar accesorios, elementos que potencian estadísticamente a nuestro personaje y a sus armas.

tina-hechizo
La elección de hechizos será un elemento indispensable para sobrevivir en Mundoasombro.

Ahora ha llegado nuestro momento para escoger una de las seis clases diferentes que Tiny Tina’s Wonderlands ha pensado para sus Labradestinos. Estas clases son:

  • Brr-serker: clase especializada en el poder elemental de fuego y en las armas cuerpo a cuerpo.
  • Garrapiñazo: un guerrero equilibrado que maneja a la perfección todo tipo de armas. Es un maestro del trueno y del fuego.
  • Sepulcronato: un poderoso nigromante especializado en el uso de acompañantes y el manejo de un nuevo elemento, la magia oscura (robo de vida).
  • Tirahechizos: hábiles magos versados en el uso de hechizos y las artes de transmutación.
  • Esporífero: una clase especializada en el combate a distancia. Son frágiles, pero letales con las armas y con el elemento tóxico.
  • Puñalomante: asesinos encargados de eliminar sigilosamente a sus víctimas. Se valen de los estados alterados y el daño crítico de sus armas para causar estragos.

Cada una de las clases que incluye el título cuenta con las llamadas “Gestas”, estas son un conjunto de habilidades pasivas asociadas a la clase que modifican enormemente a cada personaje y sus opciones en el campo de batalla. A su vez, con cada clase disponemos de dos habilidades definitivas y un árbol de habilidades independiente que iremos mejorando conforme subamos de nivel.

A diferencia de la saga Borderlands, en Tiny Tina’s Wonderlands, llegados a cierto punto de la historia, podremos escoger una segunda clase. Con ello podremos combinar varios tipos de gestas y habilidades de clase; expandiendo enormemente la cantidad de builds que podremos crear por personaje. Si nos arrepentimos al escoger una clase, siempre podremos cambiar a cualquier otra en el menú de personalización de personaje.

tina-habilidades
En Wonderlands hay mil formas de mejorar nuestras estadísticas: árboles de habilidades de clase, puntos heroicos, rango mítico, accesorios…

La libertad de personalización y la flexibilidad de las clases convierten a Tiny Tina’s Wonderlands en la entrega de la saga Borderlands más interesante y profunda a la hora de crear builds. Desde el combate directo del Brr-serker hasta el ejercito de sirvientes que generamos con el Sepulcronato, todos los héroes de Wonderlands resultan divertidos y satisfactorios.

Problemas en un mundo de fantasía

Como hemos comentado ya, Tiny Tina’s Wonderlands se inspira y estructura sus sistemas tomando de referencia directamente a su saga madre. El juego prácticamente no arriesga ni innova, sino que decide imitar y tomar prestado todo lo que puede de Borderlands; llevándose consigo todos sus errores también.

Uno de los mayores puntos negativos de Tiny Tina’s Wonderlands es su forma de plantear y desarrollar las misiones, tanto principales como secundarias. Las misiones en Wonderlands se sienten todas irrelevantes y monótonas, son encargos simples que nos llevarán de un punto a otro del mapa, mientras matamos enemigos hasta que terminemos la misión. Gracias al carisma de los personajes continuamos avanzando en estos encargos, pero, tras quince horas de misiones clónicas y sin interés, es inevitable acabar aburrido.

tina-referencias
Al menos, la mayoría de las misiones cuentan con referencias que serán capaces de sacarnos una carcajada (Comentario del analista: Gracias Devolver, os amamos).

Si las misiones resultan planas y poco interesantes, los mapas que visitaremos no se quedan atrás. Las distintas zonas que encontraremos mientras viajamos por Mundoasombro son amplias, bastante variadas y preciosas artísticamente, pero también son el equivalente a un Happy Meal sin juguete o un Huevo Kinder sin sorpresa. Estos vastos terrenos no tienen ningún aliciente para ser explorados fuera del típico coleccionable o el ocasional cofre de armas. Da mucha pena ver como unos niveles tan bonitos están tan desaprovechados, exceptuando las misiones secundarias y la caza de coleccionables, no merece la pena volver a visitar estas localizaciones.

Los personajes son otro de los grandes tropiezos que comete Tiny Tina’s Wonderlands. La mayoría de los personajes secundarios que encontramos a lo largo de nuestra aventura son totalmente irrelevantes y carentes de personalidad. Esto es un fallo fatal en una saga que entrega a entrega nos brinda personalidades tan delirantes y carismáticas. Por desgracia en Wonderlands nos basta con los dedos de una sola mano para contar a los personajes que realmente son indispensables, exceptuando, eso sí, a las caras amigas como Tina, el Sr. Torgue o Claptrap; personajes que sirven como una «vieja confiable».

¿Qué hay de nuevo, viejo?

Es verdad que Tiny Tina’s Wonderlands toma mucho (quizás demasiado) de Borderlands, pero también ha sido capaz de traer novedades que han convertido la experiencia en una mucho más agradable.

tina-mundo
El Supramundo hace un claro homenaje a los mapas del mundo de los JRPG de 8, 16 y 32 bit. Con combates aleatorios incluidos.

La principal incorporación en Wonderlands es el Supramundo, una a representación de todo el mapa de Mundoasombro que Tina ha construido con una maqueta. En este espacio encontraremos mazmorras para explorar, desbloquearemos atajos y accederemos a los distintos mapeados de Mundoasombro. El Supramundo también nos servirá para viajar entre zonas, recibir misiones secundarias especiales y para restaurar altares que nos mejorarán permanentemente una estadística especial.

Otra gran incorporación a la formula ha sido la adición de armas cuerpo a cuerpo a nuestro arsenal. En Wonderlands podremos equiparnos espadas, hachas, catanas, laudes y todo tipo de herramientas filosas. Estas armas cuentan con sus propias rarezas, habilidades y hasta una clase dedicada; lo que suma todavía más posibilidades a un gameplay que de por sí ya era bastante variado. Lo más cercano que existía en el universo de Borderlands a una clase cuerpo a cuerpo era el bueno de Krieg en Borderlands 2. Por suerte, en Wonderlands podremos cumplir nuestro sueño de derrotar a un dragón a golpe de remo.

Una de las mecánicas de endgame más divertidas de Borderlands es el modo caos, un modo en el que elevamos la dificultad del juego para conseguir mejores recompensas. Una vez llegamos al nivel máximo podemos desbloquear estos niveles acumulando experiencia y, así, mejorar todavía más a nuestros personajes. El modo caos se mantiene en Tiny Tina’s Wonderlands, pero ha sufrido un cambio muy positivo.

tina-escenarios
Wonderlands tiene un diseño artístico hermoso. Su cel-shading es el más detallado y nítido de toda la saga.

En Wonderlands los niveles caos no aumentan con la experiencia, sino con una nueva mecánica llamada cámara del caos. Para subir estos niveles deberemos adentrarnos en la llamada cámara del caos, este es un emplazamiento en el que deberemos hacer frente a varias rondas de enemigos mientras conseguimos mejoras y equipo; una fórmula que nos recuerda irremediablemente al género rogue-lite. Al completar todos los encuentros nos enfrentaremos a un jefe final y al derrotarlo podremos subir un nuevo nivel caos.

Por suerte, la experiencia no ha quedado como un recurso inútil, sino que ahora tiene un uso totalmente distinto. Al acumular experiencia, una vez lleguemos al nivel 40, conseguiremos los llamados “puntos míticos”, estos nos servirán para mejorar distintas estadísticas en cuatro arboles de habilidades diferentes que encontraremos en la pestaña llamada “rango mítico”. Gracias a esto, podremos seguir mejorando a nuestros Labradestinos una vez lleguemos al nivel máximo.

Y colorín colorado…

Tiny Tina’s Wonderlands aprovecha a Tina, uno de sus mejores personajes, para contar una historia diferente en un universo totalmente alejado de la franquicia Borderlands. Su planteamiento es bastante original y su estética consigue aportar frescura, pero toma demasiados elementos prestados de su saga madre como para considerar al juego un spin-off sobresaliente.

tina-iluminacion
La iluminación ha sido una de las mayores mejoras gráficas que podemos encontrar en este spin-off.

Los tiroteos, el humor y las armas locas siguen siendo el eje central de una experiencia que no busca traer grandes cambios a una fórmula ya establecida. El título construye sobre una base ya asentada y consigue mejorar elementos que parecían haber alcanzado su punto más alto en Borderlands 3. Como consecuencia de esto, encontramos un sistema de clases mucho más abierto y personalizable, customización estética total para nuestro personaje, mejora en los niveles caos y más formas de potenciar nuestras estadísticas.

La historia y sus personajes secundarios pasan sin pena ni gloria, pero no se acerca ni de lejos al desastre narrativo que fue Borderlands 3. El juego se esfuerza en indagar en el pasado de Tina y en desarrollar al personaje; objetivo que logra a la perfección y que cualquier fan de la franquicia sabrá apreciar.

Tiny Tina’s Wonderlands no es ni de lejos un spin-off perfecto, pero supone una experiencia cortita, divertida y con varios conceptos chulos. El título no consigue revolucionar la franquicia. Sin embargo, creo que es el camino a seguir para que Gearbox consiga crear un Borderlands 4 que vuelva a enamorar a los más fanáticos.

Tiny Tina’s Wonderlands esta disponible para PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S y PC (Epic Games Store). Nosotros hemos realizado este análisis jugando la versión de PS5.

Acerca de Alejandro Camacho

Intento de crítico y catador de lejía a tiempo parcial. Amante de los JRPG o de cualquier otro juego que me permita sumar un puntito de salud más a mis estadísticas.

Ver todas las entradas de Alejandro Camacho →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *