Análisis: Infernax

Análisis de Infernax

Hace ya más de cinco años desde que Team Cherry consiguió traer una nueva etapa de oro al género metroidvania gracias al lanzamiento de Hollow Knight; un género que, hasta la publicación de este título, era jugado únicamente por un nicho muy específico de jugadores. El lanzamiento de la obra de Team Cherry inspiró y abrió la puerta al género a un nuevo público deseoso de encontrar en otros juegos la misma chispa que encontraron en Hollow Knight.

Ahora, tras cinco años, una pandemia y, bueno, otros tantos sucesos… nos encontramos en un mercado saturado de títulos metroidvania. Algunos han salido bien y han sabido innovar y refrescar el género, mientras que otros se han limitado a copiar mecánicas y a conformarse con lo establecido, pero la mayoría de estos juegos comparten un rasgo: seguir los pasos que Hollow Knight marcó en 2017.

Infernax se desmarca totalmente de ese camino. Este pequeño juego indie no busca ser una sombra del título de Team Cherry, sino que bebe de los propios padres del género para proponernos una aventura moderna con cierto sabor añejo. ¿Estará Infernax a la altura de sus referentes?

Infernax es un título metroidvania en dos dimensiones desarrollado por el estudio independiente Berzerk Studio y publicado por Tesura Games y Merge Games. El título busca traer de vuelta la estética y mecánicas jugables de grandes clásicos de la época 8-bit, como Castlevania II: Simon’s Quest o Zelda II: The Adventure of Link.

En esta aventura nos pondremos al control de un conde que, tras volver de las cruzadas, encuentra su tierra asolada por criaturas monstruosas y envuelta en una maldición. Nuestro regreso marcará el destino de la región, ya que está en nuestra mano la posibilidad de salvar nuestro hogar o, por el contrario, unirnos a las fuerzas del mal y sumir esta tierra en la oscuridad más absoluta; independientemente de nuestra elección, deberemos abrirnos paso a mazazo limpio.

La historia en Infernax es muy simple y va al grano desde el primer segundo de juego. Un culto busca traer de vuelta un mal ancestral mediante un ritual demoníaco y, para lograr su plan, sus integrantes se han encerrado en el castillo de un rey demonio; sellando la entrada con cinco cristales. Estos cristales los custodian cinco señores que descansan en mazmorras situadas en varios puntos del país. Nuestro objetivo entonces será el de reunir los cinco cristales para acceder al castillo y así poder detener el ritual por cuenta propia.

infernax-escenarios
Durante nuestro viaje nos cruzaremos con todo tipo de monstruosidades.

En Infernax, nuestras opciones de combate son bastante limitadas. Podemos golpear con nuestra maza, agacharnos, saltar y utilizar diversos hechizos que consumen maná. Puede sonar como un sistema muy simple, quizás hasta arcaico, pero ese es justo el sentimiento que Infernax busca transmitir para lograr transportarnos a una época pasada de la historia del videojuego; la época de la NES y el auge de los juegos de acción en dos dimensiones.

La reminiscencia a los clásicos que presenta Infernax no se limita solo a la estética o a un par de referencias contadas, sino que estas se dejan ver en las mecánicas básicas del juego y en el propio progreso de la aventura. Por poner un par de ejemplos: la forma de golpear con un arma que se extiende y que tarda unos frames en impactar al enemigo está sacada directamente de las entregas clásicas de Castlevania (concretamente hace referencia al mítico látigo de los Belmont), por otro lado, el sistema de mazmorras en las que encontramos a un jefe y desbloqueamos una habilidad para avanzar en el mapa es muy similar a como Zelda II: The Adventure of Link planteó el progreso de su aventura.

Referencias aparte, toca volver a hablar sobre las posibilidades que ofrece el combate. Es fácil pensar que este juego va a ser un paseo si lo único que tenemos que hacer es meter mazazos a todo lo que se mueva, pero, a pesar de contar con un sistema de combate algo básico, no debemos confiarnos, puesto que la sencillez mecánica en un título no implica necesariamente que nos encontremos ante un juego fácil. Este es justo el caso de Infernax; simple sí, pero con algunas secciones realmente infernales.

infernax-jefes
Por el camino encontraremos también varios jefes secretos que nos pondrán en apuros.

Para derrotar a los enemigos más duros de Infernax deberemos armarnos de valor y volvernos uno con nuestra maza. Si queremos salir victoriosos tendremos que estudiar los ataques de nuestros rivales, saber posicionarnos, tener destreza para esquivar ataques y saber asestar un golpe en el momento justo. Las mazmorras y los jefes finales que esperan al final de cada una de ellas son un auténtico reto para el que deberemos estar bien preparados.

A lo largo de nuestra aventura descubriremos diversas formas de mejorar a nuestro personaje para hacer de estos enfrentamientos una experiencia bastante más llevadera. La forma más rápida se da mediante el uso de experiencia que obtenemos al matar enemigos o al completar misiones secundarias. Esta experiencia la podemos intercambiar en los puntos de guardado por mejoras que afectan a la fuerza, la salud y el maná de nuestro personaje; incrementando esas estadísticas en función de los puntos que invirtamos.

Como segunda opción de mejora tenemos el oro, un recurso que obtenemos al matar a enemigos o jefes, de cofres y al completar ciertas misiones de personaje. El oro es un recurso más limitado que la experiencia, pero también nos otorga mejores beneficios. Con él podremos comprar mejoras para nuestro arma y armadura, hechizos nuevos, pociones y, lo más importante, vidas extra permanentes que nos servirán como salvavidas en las mazmorras, puesto que, de quedarnos sin vidas, perderemos todo nuestro progreso y nos veremos obligados a repetir estas fases desde el principio.

infernax-muerte
Da igual si morimos a manos de un jefe, ahogados o empalados. Infernax tiene una vistosa animación de muerte única para cada tropiezo que tengamos.

El mapeado de Infernax es bastante reducido. Contaremos con tres poblados en los que abastecernos, nueve zonas distintas para explorar y seis mazmorras en las que adentrarnos. Si bien el mapa es pequeño a simple vista, todas las zonas del juego tienen objetivos de misiones o puntos de interés en forma de jefes o Easter Egg que, sumado al backtracking habitual en los títulos de este género, consiguen dar vida y utilidad a las distintas zonas que recorreremos a lo largo del juego.

Otro punto que da vida al juego es su espectacular apartado artístico. El equipo de Berzerk Studio ha conseguido hacernos sentir dentro de un juego de la NES, todo gracias a unos gráficos pixel-art preciosos y una banda sonora que parece sacada directamente de Castlevania. El diseño de los jefes también es sublime siendo la mayoría abominaciones extraídas de una pesadilla. Los entornos y los decorados de los escenarios son igualmente destacables; presentando todos un gran nivel de calidad y detalle.

Hasta este punto no hemos parado de repetir que Infernax es un juego que busca homenajear a los clásicos, pero, aunque este punto es totalmente cierto, el título no pierde la oportunidad para introducir un par de sistemas que consiguen hacer de esta experiencia una algo más contemporánea; en este caso me refiero al sistema de moralidad y a las misiones de personaje.

infernax-moral
Nuestras decisiones afectarán directamente al desarrollo de la historia.

El primer sistema del que hablaremos es de las misiones de personaje que propone el juego. Estas misiones son principalmente encargos algo más largos y complejos que nos dan ciertos NPC y nos permiten conseguir nuevas habilidades o mejorar las que ya hayamos adquirido. Por lo general estas misiones suelen tener una pequeña trama, algún jefe opcional o una decisión moral que nos lleve a un desenlace diferente.

El sistema de moralidad es el otro gran aliciente que Infernax nos tiene preparado. De vez en cuando en Infernax nos veremos en la necesidad de tomar decisiones que comprometerán moralmente a nuestro protagonista. Estas decisiones se dan principalmente en pequeños eventos que descubriremos a lo largo de la aventura, pero el sistema no se limita solo a estas contadas ocasiones, sino que nuestra moral se verá afectada también por nuestras acciones.

Nuestra relación con los guardias de un pueblo no será la misma si somos un buen samaritano que decide ayudar altruistamente a los vecinos o, por el contrario, decidimos que a la villa le viene bien un poco de ira divina en forma de tormenta que arrase con todo a su paso; al final la decisión totalmente es nuestra.

infernax-ciclo
Infernax cuenta con un ciclo de día/noche. Gracias a este ciclo se activarán ciertos eventos, se cambiarán enemigos en las zonas y aumentará o disminuirá la dificultad.

Nuestras decisiones en Infernax realmente tienen valor, ya que, gracias a ellas, obtendremos el acceso a rutas que cambian por completo varias secciones de juego y que nos llevarán a desenlaces distintos.

El juego cuenta con cuatro finales que dependen de nuestras decisiones, además de uno adicional que solo podrá obtenerse tras terminar la historia, seguir una serie de pasos concretos y completar el mapa y las misiones casi en su totalidad. Aunque quizás esto no es todo y somos capaces de descubrir algún final secreto escondido en algún lado…

Infernax me ha sorprendido enormemente. Esperaba un juego anticuado y tosco y he acabado encontrándome con un título realmente sólido, divertido y lleno de pequeños chistes y referencias a una época lejana del medio. Creo que cualquier jugador que desee una aventura de acción al estilo clásico va a disfrutar de lo lindo durante las aproximadamente cinco horas que dura completar la primera partida en este título.

infernax-referencias
El título está repleto de pequeños detalles que demuestran un cariño enorme por los juegos clásicos.

Infernax es la aventura más clásica que podamos imaginar y, aunque todo lo que hace lo hace bien, la verdad es que podría haber profundizado más en su sistema de moralidad o haber hecho sus misiones secundarias algo más variadas. Al final nos encontramos ante un juego notable, pero que no ha arriesgado absolutamente nada con su fórmula.

La estética, la música, el sistema de combate… Todas las características de Infernax buscan volver a las raíces de un género que, hoy por hoy, está dominado por títulos de una escala gigantesca y ultra frenéticos. Por lo tanto, este juego es perfecto para aquellos que busquen rememorar o conocer cómo se jugaba hace más de tres décadas, pero adecuado de forma perfecta a los estándares actuales.

Infernax se encuentra ya disponible en PC, Nintendo Switch, Xbox One y PlayStation 4 (Xbox Series X|S y PlayStation 5 vía retrocompatibilidad). Gracias a Tesura Games y a Merge Games podemos disfrutar en nuestra región de una versión física del título que fue publicada el pasado día 18 de febrero en PlayStation 4 y Nintendo Switch.

El título nos llega traducido íntegramente al castellano y, si os interesa y sois usuarios de Xbox, podréis probar Infernax ya mismo a través del servicio Game Pass. Nosotros hemos realizado este análisis en PlayStation 5 vía retrocompatibilidad con PlayStation 4 con una clave cedida por el equipo de Tesura Games.

Acerca de Alejandro Camacho

Intento de crítico y catador de lejía a tiempo parcial. Amante de los JRPG o de cualquier otro juego que me permita sumar un puntito de salud más a mis estadísticas.

Ver todas las entradas de Alejandro Camacho →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *