El actor que da vida a Thor en God of War: Ragnarök se inspiró en un personaje de Marvel, aunque totalmente distinto al dios nórdico